Uso de mascarillas: Una barrera de comunicación para personas sordas

Views: 785

La pandemia nos ha llevado a modificar nuestros hábitos y agregar elementos de protección que eviten el contagio del Covid-19. El uso obligatorio de mascarillas ya es un hecho, por ejemplo, para subir a una micro, ir al supermercado, feria o farmacia. En resumen, todas nuestras acciones fuera de casa.

Sin embargo, para las personas sordas que hablan lengua de señas esto se ha transformado en una nueva barrera para comunicarse, ya que no solo bloquea la posibilidad de leer los labios, sino de ver la expresión completa de la cara.

Andrea González es intérprete en lengua de señas, trabaja en Anatel y en el canal de la Cámara de Diputados. Ella vive en primera persona lo que está sucediendo, ya que no sólo su abuela, madre y padre son sordos, sino gran parte de sus amigos.

En conversación con AgenciaUno, advierte que la situación es bastante compleja, ya que “estas mascarillas no se diseñan de manera accesible, damos por hecho que todos nos comunicamos de manera audible. Porque, si tú escuchas bien, no vas a tener problema para recibir el mensaje, pero una persona sorda, sí”.

La lengua de señas es viso gestual, esto quiere decir que “la persona sorda trabaja desde su visión, observa la totalidad del conjunto. Ve manos, expresión facial, labios y movimiento corporal, que son requisitos para que se produzca la comunicación”, explica.

Sumado a lo anterior, nos enseña que existen expresiones no verbales, que no tienen que ver con las señas, sino que, por ejemplo, movimientos de los ojos o de las cejas que muestran intencionalidad, otras que se hacen inflando la boca o poniéndola de cierta manera, que indican palabras que significan enojo, rabia, decepción, frustración, pena o dolor.

Una de las formas para disminuir este obstáculo, es el uso de mascarillas con transparencia en el sector de la boca. En este sentido, el diputado Jorge Alessandri, hizo, hace varias semanas, una propuesta para que éstas se encuentren disponibles en distintos centros de salud.

El parlamentario UDI indica que la solicitud tuvo buena acogida, pero que se encuentran en busca de proveedores, no solo caseros, sino algo más industrial. “Estamos en esta etapa. Porque, para que el Gobierno lo exija o lo pida en todas sus instalaciones como hospitales o Cesfam, tiene que haber producción”, señala.

Por otra parte María Ximena Rivas, directora nacional del Servicio Nacional de la Discapacidad, informa la habilitación de un sitio llamado Vi-sor Web, que permite comunicarse directamente con SENADIS, a través de un intérprete de lengua de señas en línea. Esto está disponible de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas.

En relación al uso de mascarillas con visor transparente, indica que “vamos a confirmar con la autoridad sanitaria si las que se han desarrollado localmente cumplen con los estándares sanitarios y de seguridad para ser utilizadas por personal de salud”.

Junto a esto, Rivas agrega que “recientemente hemos tomado contacto con la Embajada de Israel para conocer más detalles de la mascarilla desarrollada por Carolina Tannenbaun, doctora chileno-israelí del Departamento de Medicina de Emergencia de la Universidad de Ben Gurión, que hizo una máscara facial para personas con discapacidad auditiva. De hecho, el próximo 26 de mayo tendremos un webinar con ella para conocer su experiencia”.

Andrea González, señala que estos esfuerzos se valoran, pero no son suficientes ni con la rapidez que se requieren, considerando el anuncio de la autoridad acerca del peak de la pandemia en un par de semanas más. “Hay que pensar en agilizar el tranco. Puede haber personas sordas contagiadas en urgencia y van a verse altamente vulnerables”.

La intérprete en lengua de señas, enfatiza que “lo que necesitamos ahora, es generar la conciencia de los que están creando diversos tipos de mascarillas. Hay muchas experiencias que se están generando desde la pandemia, pero necesitamos responder a esta necesidad de las personas sordas que hablan lengua de señas y para las que tienen baja audición. Invitarlos a pensar en una ventanita transparente. Necesitamos que ojalá todas las que se utilicen sean así”.

En Chile, ya se están elaborando este tipo de mascarillas. Jilmara Da Silva (foto), vive en Quilpué junto a su madre, es sorda y hace 2 meses que las fabrica, pensando en su accesibilidad y la de sus pares. Ella trabaja como costurera y aprendió cómo confeccionarlas a través de un tutorial de YouTube. Para comprar o encargar, se puede contactar a través del WhatsApp +56 9 56553045 o de su Facebook.

PROGRAMAS ACCESIBLES PARA TODOS Y TODAS

A fines de abril, se lanzó la campaña denominada “Mascarilla 19”, para quienes son víctimas de violencia intrafamiliar puedan alertar de esto a un dependiente en una farmacia. Andrea González, hace el alcance de que es necesario generar alguna otra señal para las mujeres sordas que también sufren esta situación. Es decir, si tú no hablas de una manera verbal, qué seña se podría usar.

En este sentido, enfatiza que, para diseñar programas y planes comprensibles para todos, dentro de los ministerios, debieran tener un área con profesionales que sepan sobre discapacidad y accesibilidad, con mayor razón en tiempos de catástrofe y pandemia. Porque, en estos momentos “las respuestas son reaccionarias y parciales”.

Además, agrega que “la convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad suscrita por el Estado chileno, indica el diseño universal”. Esto quiere decir que, “cuando se elabora un producto, material, plataforma o servicio, previamente se debe pensar que ojalá pueda ser accesible al mayor número de personas”, explica.

En relación al acceso a plataformas web, agrega que hay personas sordas que pertenecen al grupo más pobre de la sociedad, por lo que el Estado debiera entregar un celular o una Tablet a quienes no la posean, especialmente para quienes viven solos.

Además de esto, se hace necesario tener una buena conexión a internet, que no todos tienen al momento de ocupar la ayuda que significa el WhatsApp o una video llamada. “Hay una brecha digital, que lleva a una discriminación de una alta tasa de la población sorda en Chile”, concluye.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *


Cotizar Publicaciones Legales


Cotizar Publicaciones Legales