El efecto positivo de reír en tiempos de crisis

Views: 816

La risa nos acompaña no solo en momentos jocosos de nuestra vida, sino también en los más complicados, sobre todo, como los que estamos atravesando: una pandemia sin precedentes. A pesar, que por estos días no tenemos mucho de qué reírnos, una buena carcajada aliviana la carga.

Históricamente ha funcionado como una catarsis en tiempos de crisis. Para muchos, pasa a ser la mejor medicina para sobrellevar las situaciones difíciles, necesaria para esperar lo que se nos avecina con una actitud más optimista. Para otros, es un acto de rebeldía frente a palabras como muerte, depresión o angustia que escuchamos a diario.

Es cierto que reírse no va a solucionar los problemas. Pero sí nos proporciona más tranquilidad para resistir este nuevo escenario que nos deja el coronavirus. Las endorfinas que se liberan en este acto tan natural, despejan y relajan nuestra mente. Al ocurrir esto, nuestros pensamientos negativos disminuyen. De alguna manera, se viene a convertir en nuestro regulador del sufrimiento mental.

¿Entonces, cómo podemos estimular o generar estos espacios en época de cuarentena? La tecnología nuevamente nos echa una mano y facilita que nuevas opciones generen estos ambientes tan necesarios para el ser humano. Acá te dejamos dos opciones: de la comedia al yoga de la risa.

Yolanda Carmín: Comedia para reír y reflexionar

Este histriónico personaje nace de la actriz y cantante, Lorena Ibaceta. Sus shows humorísticos mezclan stand up con la música. En sus espectáculos logra, a través del humor, una reflexión colectiva para abordar temas muy sensibles de manera liviana.

Esta mujer porteña está convencida que la labor del comediante es inevitablemente social, de espejear al ser humano analizando cosas sobre la vida, la existencia humana, las emociones o lo que nos da miedo.

Agrega que sus libretos tratan acerca de “sobre qué hacemos aquí. Siempre se va a sufrir, es inevitable, pero todo lo demás hay que disfrutarlo, pasarlo bien, tenemos que ser la mejor versión de nosotras mismas”.

Antes de la pandemia, estaba acostumbrada al teatro, a las funciones masivas en cafés o bares, incluso gira a otros países. “¿Cómo se sigue ahora?”, fue su primera gran pregunta. Tuvo que reinventarse, y como cuenta a AgenciaUno, la gente fue la que le pidió que hiciera encuentros a través de Instagram y Facebook. Si antes, las redes sociales eran la forma de mostrar su trabajo, ahora se convirtieron en el escenario.

Actualmente realiza shows en vivo todos los viernes por streaming de www.chilecomedia.com, y a diario realiza su programa “Nunca Sótano, Siempre Terraza”, (@yolanda_carmin), que posteriormente pasa a podcast en Spotify.

“Siento que, con esto, el alma está más juntita con el cuerpo, no estamos tan divididos ni pensando sólo en producir o cumplir metas. No nos estamos haciendo cargo de nuestra vida personal interna, que, a veces, es muy diferente a la laboral. Entonces, el humor, como el arte en general, ha hecho que la gente no enloquezca en cuarentena. Creo que el comediante tiene la labor de rescatar al ser humano”, analiza.

Si bien, antes la contrataban para realizar shows a domicilio, como aniversarios o cumpleaños, cosa que hoy está suspendida, se sorprendió que la llamaran para la celebración de unas bodas de oro. “Hicimos un grupo de Facebook en vivo, con toda la familia conectada, los abuelitos conectados, hicimos un tremendo carrete de 2 horas, y resultó super bien”.

Yolanda Carmín nos confiesa que todo lo que está pasando no se lo esperaba, que ha sido sorprendente que haya surgido con ideas que le daban sus seguidores, “me decían necesitamos conversar, desahogarnos, tirar para afuera, se vinieron a refugiar a los shows”.

Enzo Gnecco: Yoga de la Risa y @happymindcoaching

Este actor y coach emocional, está realizando encuentros en vivo con sus seguidores en Instagram @egnecco. Su modelo llamado happy mind coaching, no solo tiene como base el yoga de la risa, sino también mindfulness y psicología positiva.

Lo que trabaja se cruza con el humor. En este caso, la risa no solo es la finalidad, sino un medio para explorar otros tipos de emociones. Para Gnecco, el hecho de estar realizando estas reuniones virtuales ayuda mucho, ya que les entrega herramientas emocionales, en momentos que el miedo, la angustia, pena y rabia, se hacen cada vez más frecuentes.

“La gente engancha súper bien, se mata de la risa y termina agradeciendo, porque es un momento también para uno. Ya llevo 15 sesiones, hemos armado una comunidad”, comenta este Coach oriundo de Viña del Mar.

Agrega que debemos comprender que no somos nuestra emoción, sino que la sentimos. “La risa te lleva a revertir ese estado de ánimo. No es bloquear lo que estás sintiendo, ni taparlo, eso tampoco es sano. Sino que uno se conecta. Si me siento mal, necesito sentirme bien, y, ¿cómo me siento bien? …riéndome”.

El Yoga de la Risa es una disciplina desarrollada en 1995 por el médico indio Madan Kataria. Esta técnica está basada en la premisa científica de que la mente no reconoce la diferencia entre una risa provocada y una verdadera, por lo que los beneficios se reciben de la misma manera.

En esta práctica, se utiliza la respiración yoguística, que junto con ejercicios que inducen una carcajada fingida, logran transformarla en real. De esta manera, se liberan endorfinas y serotonina que nos generan sensación de bienestar. Esto se contagia, como todas las emociones.

Estar en cuarentena genera stress, “y eso es natural porque tu cerebro percibe el confinamiento como un castigo, el no poder salir de forma libre. Por eso, es tan importante conectarse con las emociones que te hacen sentir bien. Pero para eso, hay que hacerlo consciente”, agrega Gnecco.

Al concluir, reflexiona acerca de cómo tomar esta nueva realidad, señalando que “la idea es conectarse con lo que está pasando, agradecer lo que estoy viviendo. La risa se transforma en una herramienta de resiliencia, para salir adelante”.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *


Cotizar Publicaciones Legales


Cotizar Publicaciones Legales