Procesan a militares (r) por aplicación de tormentos a profesor y dirigente

Views: 452

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de las jurisdicciones Temuco, Valdivia, Puerto Montt y Coyhaique, Álvaro Mesa Latorre, sometió a proceso a los funcionarios del Ejército en retiro Manuel Abraham Vásquez Chahuán y Juan Bautista Labraña Luvecce, en calidad de autores del delito de aplicación de tormentos a Luis Alberto Chihuailaf Arriagada, ilícito perpetrado en la comuna de Cunco, entre septiembre y noviembre de 1973.

En la resolución, el ministro en visita no les concedió a Vásquez Chahuán y Labraña Luvecce el beneficio de la libertad provisional, ordenando su ingreso en dependencias del Destacamento N° 8 Tucapel de Temuco, por considerar que la libertad de los procesados constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y por la sanción legal que arriesgan por el delito en que se le atribuye participación.

En la etapa de investigación de la causa, el ministro Mesa Latorre logró establecer, entre varios hechos, que “Luis Alberto Chihuailaf Arriagada, profesor primario y dirigente, vinculado al Consejo Comunal Campesino de la comuna de Cunco en el periodo comprendido entre el 14 de septiembre de 1973 y noviembre del mismo año, transitó por diferentes lugares de detención. Fue detenido junto a su hermano Darwin Chihuailaf Arriagada, sin orden judicial aparente y en una primera oportunidad aproximadamente el día 14 de septiembre de 1973 por una patrulla de Carabineros de la Tenencia de Cunco, para inmediatamente ser conducidos hasta las dependencias de dicha unidad policial”.

“Y que el día 17 de septiembre de 1973, en horas de la tarde es trasladado hasta las dependencias del Regimiento Tucapel de Temuco, lugar donde es torturado mediante la aplicación de corriente eléctrica en diferentes partes de su cuerpo, sin poder identificar a sus autores por ahora, para finalmente ser retirado de aquel recinto militar e ingresado en calidad de detenido político a las dependencias de la cárcel pública de Temuco el día 19 de septiembre de 1973, permaneciendo allí hasta el día 11 de octubre del mismo año, fecha en la cual quedó en libertad, según se acredita mediante certificado emitido por parte del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco de Gendarmería de Chile inserto a fs. 1.149 tomo IV de autos”.

Además que “tras los hechos descritos precedentemente y a fines de octubre, principios de noviembre de 1973, en horas de la mañana, Luis Alberto Chihuailaf Arriagada es nuevamente detenido; esta vez en la localidad de Toltén; donde había sido destinado por el Departamento de Educación Primaria. La detención en esta ocasión se practicaba por una patrulla militar, quienes lo introducen en una camioneta y lo trasladan hasta la Tenencia de Carabineros de Toltén, recinto donde tras permanecer alrededor de 4 horas, es obligado a abordar un helicóptero junto a 4 militares, quienes lo dirigen nuevamente hasta el Regimiento Tucapel de Temuco.

También que “en el Regimiento Tucapel de Temuco el helicóptero desciende y proceden a ingresar a dos personas, también en calidad de detenidas por motivos políticos, cuyas identidades corresponden a Luis Alberto Alarcón Seguel (militante y dirigente regional del MIR) y Manuel Alid (militante socialista y jefe de las instituciones del Agro en Cunco). Que, en ese momento, el señor Alarcón reconoce la presencia del señor Chihuailaf, manifestando a fs. 293 (tomo I) que ‘al abordar el helicóptero vi a Luis Alberto Chihuailaf Arriagada, profesor básico y dirigente campesino de la zona de Cunco. Ya no me quedaron dudas: los militares poseían ahora información y nos llevaban a Cunco o a algún lugar de la zona…’. Por su parte el señor Chihuailaf a fs. 467 (tomo II) indica ‘conocí antes a Luis Alarcón Seguel porque yo era secretario de la CUT de Cunco y el señor Alarcón también trabajaba como representante campesino en la CUT… y vi a Luis Alarcón en el momento en que me trajeron de Toltén en helicóptero hacia el Regimiento Tucapel, cuando el helicóptero desciende en el Regimiento sube Alarcón… Reconocí en ese momento a Alarcón pues yo no venía vendado’”

Asimismo que tras lo cual, “el helicóptero se dirige rumbo a la Tenencia de Carabineros de Cunco, recinto donde el Sr. Chihuailaf es conducirlo a las caballerizas de la unidad donde es torturado mediante golpes y aplicación de electricidad en gran parte de su cuerpo. Que tras permanecer dos días recluido en esa Tenencia es nuevamente obligado a abordar un helicóptero comandado por personal militar, emprendiendo esta vez vuelo hasta la localidad de Quechurehue o Quechereguas, lugar de origen de sus padres. Allí el helicóptero desciende y es obligado por personal militar excavar en busca de ‘armas’, al mismo instante en que sus aprehensores lo golpeaban mediante puntapiés, gritaban, insultaban y amenazaban con que sería enterrado en los mismos agujeros que cavaba. Finalmente y con su rostro ensangrentado y heridas en todo su cuerpo fue amarrado a un árbol de pino con los brazos abiertos, realizándosele entonces un simulacro de fusilamiento. Hechos de los cuales se entera inmediatamente don Luis Alberto Alarcón Seguel, mientras se encontraba recluido en el Regimiento Tucapel de Temuco”.

También se acreditó “que presentes en aquel operativo se encontraban efectivamente el conscripto Manuel Vásquez Estrada, y un Instructor de nombre Juan Bautista Labraña Luvecce, ambos integrantes para aquella época de la 2°Compañía de Cazadores del Regimiento Tucapel de Temuco; quienes narran detalladamente como acontecieron los hechos en aquel operativo ordenado por los oficiales al mando de esa Compañía; un Capitán de nombre Manuel Abrahán Vásquez Chahuán, quien la lideraba y se encontraba en ese momento en la Tenencia de Carabineros de Cunco, y un Teniente de nombre Manuel Espinoza Ponce; los cuales ordenan, como se dijo trasladar a don Luis Alberto Chihuailaf Arriagada hasta la zona de Quechereguas ‘en busca de armas’, lugar donde la víctima fue apremiado físicamente. Hechos que constan en las declaraciones del mencionado conscripto e instructor; como asimismo en los dichos de Gamaliel Segura, de Edison Chihuailaf Arriagada, en relación a la declaración de don Ambrosio Paine Calbanca, lo narrado por Carlos Luco Astroza, funcionario de Policía de Investigaciones y el testimonio de Francisco Huenchulaf Ñancucheo”.

Además de “que desde Quechereguas y en muy malas condiciones físicas, el señor Chihuailaf es conducido en la carrocería de un camión militar y trasladado hasta un gimnasio de la iglesia donde se encontraba instalada la jefatura del Ejército, lugar donde es reconocido por el cura del templo, quien intercede por él ante un militar de nombre Carlos Luco Astroza, razón por la cual es liberado. Una semana más tarde emprende rumbo a Santiago, refugiándose en la embajada de Francia, para salir definitivamente de Chile con destino a ese país en febrero de 1974, lugar donde actualmente reside”.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *


Cotizar Publicaciones Legales


Cotizar Publicaciones Legales