Movilh lamenta rechazo del proyecto de Ley Educación Sexual Integral

Views: 65
Alt Text

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual(Movilh) lamentó la Cámara de Diputados rechazara, por no reunir el quórum constitucional de 89 votos, el proyecto de ley que establecía normas generales en materia de educación sobre afectividad, sexualidad y género para los establecimientos educacionales reconocidos por el Estado.

Según la organización, la decisión pasa por alto que la iniciativa “venía a mejorar la calidad de vida de docentes y estudiantes, además potenciar el cambio cultural a favor del respeto a todas las orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género”.

“Es lamentable como la clase política opte por mantener y perpetuar la carencia de una educación sexual integral, lo que impacta negativamente en salud sexual y reproductiva, la discriminación y los derechos humanos”, señalan desde el Movilh, movimiento que propuso en la Comisión de Educación de la Cámara indicaciones para incluir en la ley a la orientación sexual, la identidad y la expresión de género.

La primera votación en general registró 71 votos a favor, 65 en contra y dos abstenciones. Sin embargo, la segunda, que incluía los artículos 1, 2, 3, 4 y 7, que trataban materias propias de ley orgánica constitucional, requería de 89 preferencias afirmativas, margen que no se alcanzó al sumar 73 votos de respaldo, 67 negativos y dos abstenciones.

De acuerdo al Movilh, esto ocurre “en medio de una campaña desinformativa y del terror impulsada por grupos evangélicos y ONGs Anti-derechos que recurren a datos y noticias falsas para imponer sus puntos de vistas, muchos legisladores no lo hicieron mejor”.

Aseguran que ejemplo de ello, fueron los diputados Jorge Sabag (DC), quien calificó al proyecto como totalitario, y Sebastián Álvarez(Evópoli), quien añadiría que “esta es una propuesta abiertamente totalitaria, este proyecto es totalmente antiliberal porque no respeta la libertad de los padres ni de los colegios”.

Desde el Movilh recuerdan que Álvarez se refirió a la iniciativa como una “evidente contradicción con muchos idearios educacionales totalmente legítimos y válidos. Esta uniformidad se manifiesta en ciertos objetivos y lineamientos obligatorios para todos los establecimientos educacionales, públicos o particulares, en consonancia con ideas progresistas como el fomento por el respeto de la diversidad y la no discriminación, especialmente basada en el sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género (…) o el desarrollo de una sexualidad libre (…) o en el simple reconocimiento del género que incluso se incorporó en el título del proyecto. Imponer visiones como las anteriormente señaladas es imponer una visión abiertamente totalitaria, cuya oposición no pasa por declararse conservador o liberal. Es más este proyecto es totalmente anti-liberal, pues no respeta ni la libertad, ni la de los padres, ni la de los colegios”.

“Este sujeto está diciendo que la educación en el respeto a la diversidad social ya alas personas LGTI es autoritario y una falta de respeto. Critica que la universidad, pero solo quiere que se valide la heterosexualidad. Esto demuestra hasta dónde persiste la discriminación y odio, problemas que potencian nada más, ni nada menos que algunos legisladores”, responden desde la organización.

Al respecto, la diputada Camila Rojas, que impulsó el proyecto en la Comisión de Educación, reaccionó por Twitter señalando que “Rechazado y archivado el proyecto. Este Congreso solo ha dilatado la necesaria discusión de una ley moderna de Educación Sexual. Solo queda seguir empujando este proyecto que más temprano que tarde será ley, aunque a los conservadores les moleste”

De acuerdo a los Informes Anuales de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género, desde 2002 al 2019 unos/as 784 estudiantes o docentes han visto vulnerado sus derechos en las sus establecimientos educacionales a raíz de la homofobia y la transfobia, “este en un contexto donde solo el 8% se atreve a denunciar”, precisó el vocero del Movilh, Óscar Rementería.

El proyecto de ley establecía en su artículo 2 que “desde el primer nivel de transición de educación parvularia hasta cuarto año de educación básica, el foco estará en la afectividad, el au-tocuidado, el autoconocimiento y la prevención del abuso sexual infantil. Asimismo, a partir del quinto año de educación básica, o su equivalente, se abordarán aspectos biológicos, socioculturales, psicosociales de la sexualidad y temáticas encaminadas a la prevención de las infecciones de transmisión sexual, del embarazo adolescente y el abuso sexual, la violencia y el maltrato, el respeto por la diversidad y la no discriminación respecto de la orientación sexual e identidad de género, así como los diversos métodos anticonceptivos existentes y autorizados en Chile, entre otros, de acuerdo a cada ciclo educativo”

“Para cumplir con lo anterior, el Ministerio de Educación incorporará Objetivos de Aprendizaje Transversal a las Bases Curriculares y Objetivos de Aprendizaje a las asignaturas ya existentes, incluyendo propósitos explícitos y enfoques de las asignaturas orientadas a que la educación en sexualidad, afectividad y género, teniendo en consideración los siguientes objetivos de la ley (…) Fomentar el respeto por la diversidad y la no discriminación, especialmente basada en el sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género”, señalaba la iniciativa legal.

Rementería explicó que con la inclusión de la diversidad sexual y de género se avanzaba además en el cumplimiento de uno de los compromisos internacionales asumidos por Chile en el Acuerdo de Solución Amistosa (ASA) que el Estado firmó en 2016 con nuestra organización ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

En efecto, en el ASA el Estado chileno se comprometió a “resguardar que el Plan de Formación Ciudadana y el Programa de Sexualidad, Afectividad y Genero, junto con los protocolos y cartillas sobre inclusión y no discriminación, incluyan contenidos que aborden la diversidad sexual y de género, complementarios a la base curricular nacional y los planes de estudios para los niveles de educación parvularia y escolar”.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *