Tabaco: una adicción de micro a macro

Views: 357

La Organización Mundial de la Salud advierte que el tabaco es “una de las principales causas de defunción, enfermedad y empobrecimiento”, sin embargo las cifras de su consumo a nivel mundial son abrumadoras, son más de mil millones de fumadores, de los cuales ocho millones mueren cada año, y 1,2 millones de ellos no lo consumen directamente.

La salud humana junto con la economía no son los únicos factores que se ven comprometidos, para el medio ambiente significa un agente más para la lista de contaminantes importantes: las más de 7.000 sustancias tóxicas que contienen los residuos, los gases de efecto invernadero y las colillas de cigarro, que representan 40% de la basura urbana, no pasan desapercibidos.

Para combatir esta problemática, y muchas otras que aún padecemos, países de todo el mundo se han sumado al cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que ataca, entre otras cosas: la pobreza, salud y bienestar, crecimiento económico, ciudades y comunidades sostenibles, producción y consumo responsables, acción por el clima, vida de ecosistemas terrestres.

El cumplimiento de estos objetivos reduce la mortalidad por enfermedades causadas por el tabaco como el cáncer, las neumopatías, cardiopatías y la diabetes. Aunado a esto, viviríamos un medio ambiente próspero al dejar de absorber las 2 millones de toneladas métricas de desechos sólidos, al resguardar los 6,4 billones de litros de agua y los 7,5 millones de toneladas métricas de hojas de tabaco; y al conservar las 1.500 millones de hectáreas que anualmente son deforestadas.

“Al adoptar medidas firmes de lucha antitabáquica, los gobiernos salvaguardan el futuro de sus países porque protegen a toda la población, con independencia de si consumen o no este producto mortífero. Además, se generan ingresos para financiar los servicios de salud y otros servicios sociales y se evitan los estragos que el tabaco causa en el medio ambiente”, según Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan.

Chile es uno de los comprometidos con esta agenda, actuando como un país ejemplar en América Latina cuando se habla de sustentabilidad y descontaminación. Una de sus nuevas leyes, llamada “Ley libre de humo” en la comuna Las Condes lo demuestra. El Alcalde Joaquín Lavín asegura que aunque es la primera norma que prohíbe fumar en parques y plazas de este sector, “probablemente muchas comunas más la van a adoptar”.

Se planea ir de forma gradual con esta norma, por lo que en parques que cuenten con más de una hectárea, como Los Domínicos, el Araucano y Juan Pablo II, tendrán una zona para fumadores, y quien no cumpla con la regla puede recibir una multa hasta de 5UTM ($239.000). Además, se generarán campañas educativas que incentiven a la disminución y/o eliminación del consumo de tabaco.

En el marco de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco, la seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, fiscalizó la Ley del Tabaco 20.660 el viernes 31 de mayo en lugares de venta para verificar cumplimiento de advertencias en cajetillas de cigarro.

Hasta la fecha son numerosas las iniciativas que combaten las consecuencias de este producto, dos de ellas son: TerraCycle, que recicla colillas de cigarro y las transforma en plástico para la fabricación de nuevos productos reutilizables para evitar la contaminación (tomando en cuenta que el plástico de un sólo uso es el principal causante de la acumulación de basura en el océano). Y Greenbutts, que fabrica filtros 100% naturales a partir de lino, fibra de cáñamo y algodón, lo que permite su biodegradación en sólo un mes.

Source:Fuente: Agencia Uno\Foto: Agencia Uno
Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *