Alumnos de escuela de Frutillar deben llevar frazadas por el frío

Views: 513

 

Frío, piso con tablas podridas y hoyos, estufas inutilizables, un fuerte olor a humedad y salas inhabilitadas, es la realidad que se vive en la Escuela Arturo Alessandri Palma de la ciudad de Frutillar, en la región de Los Lagos.

Según informa Radio Biobío, la situación es tan grave, que los docentes decidieron iniciar una paralización exigiendo condiciones dignas para sus alumnos, que llegan a 300.

El vocero de los profesores y presidente del magisterio en la comuna, Marco Mayorga, confesó a Biobío que durante el verano no fueron instaladas las estufas a combustión lenta comprometidas, razón por la cual los alumnos deben agregar “una frazadita en sus mochilas” para así protegerse del frío.

La grave situación también implica un incumplimiento del decreto 548 del Ministerio de Educación, que ordena condiciones mínimas de calefacción para las clases.

Pero el frío no es el único problema. También hay que sumar el pésimo estado del piso, que al ser de madera está podrido y en algunas partes ha cedido, poniendo en peligro la seguridad de estudiantes y docentes.

La directora del recinto, Aurora Leiva, quien asumió el cargo en octubre del año pasado, destacó que la comunidad es “muy unida”, pero también señaló que la única solución que ve es derribar la escuela, “porque los espacios no son adecuados para que un niño aprenda”.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *