Chileno podría arriesgarse a orden de captura internacional por salir de Malasia

Views: 372
Jóvenes presos en Malasia

Felipe Osiadacz, uno de los jóvenes chilenos que enfrentó un juicio en Malasia por un homicidio, y retornó al país la mañana del viernes, arriesgándose a una orden de captura internacional, pues contaba con una orden de arraigo nacional mientras esperaba su sentencia en el país asiático.

El joven no se presentó el jueves pasado en una audiencia de preparación del proceso en Kuala Lumpur, y el viernes se conoció que había regresado a Chile en un vuelo de la aerolínea Iberia procedente desde Bélgica, país en el que reside su novia. Sin embargo,  se desconoce los detalles de cómo llegó a Europa desde Asia.

Mediante un comunicado de prensa, el Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó el arribo de Osiadacz, e informó que al momento de su arribo al aeropuerto Arturo Merino Benítez “no existía orden de detención pendiente en Chile ni tampoco de carácter internacional” sobre el joven de 27 años, por lo que pudo pasar sin mayores problemas los controles fronterizos.

Asimismo, precisaron que “es importante señalar que el señor Osiadacz es ciudadano chileno y, por ende, la Constitución y el derecho internacional reconocen su derecho a ingresar a su país, considerando que al momento de su ingreso no existía orden de detención pendiente en Chile ni tampoco de carácter internacional”.

También detallaron que no han recibido ninguna consulta formal por parte de las autoridades de Malasia, requiriendo información sobre el paradero de Felipe Osiadacz y que en caso de que exista alguna solicitud, lo más eventual sería una orden de extradición.

Osiadacz junto a Fernando Candia se vieron involucrados en un homicidio durante 2017, en el vestíbulo del hotel donde se hospedaban, en kuala Lumpur.

Por ello, fueron detenidos y estuvieron recluidos más de un año en una cárcel antes de enfrentar a la justicia. En primera instancia incluso arriesgaban pena de muerte.

Durante el proceso judicial, llegaron a un acuerdo con fiscalía para rebajar la pena, siendo declarados culpables de homicidio culposo, es decir, sin intención.

Pese a ello, el ente persecutor presentó una apelación el pasado 30 de noviembre, por lo que ambos quedaron con la medida de libertad vigilada en Malasia.

Tanto Candia como Osiadacz cumplieron su sentencia, luego que a los dos años de presidio decretados por la Justicia se le restaran los 15 meses que ya cumplieron en prisión y otros 8 por buena conducta.

Source:Fuente: Agencia Uno\Foto: Agencia Uno
Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *