Hacienda anuncia medidas para aumentar competencia en el mercado de tarjetas

Views: 280

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, anunció este jueves importantes medidas para aumentar la competencia en el mercado de tarjetas de débito, crédito y con provisión de fondos o de prepago.

La autoridad comenzó su exposición explicando la relevancia que tienen estos instrumentos de pago en la vida de las personas. “Las tarjetas de pago son un elemento cada vez más común en los hogares chilenos”, dijo el titular de Hacienda.

Además, agregó que un 73% de los hogares encuestados utiliza tarjetas de débito, proporción 6 veces mayor a la del año 2007 (11%) y es el principal medio de pago en Chile después del efectivo, de acuerdo datos de la Encuesta Financiera de Hogares 2017 del Banco Central.

A diciembre del 2018, el número de tarjetas de débito vigentes superaba los 22 millones, mientras que las de crédito superaban los 20 millones. “Esto significa que en Chile hay más de 2 tarjetas de pago por cada chileno”, explicó Larraín.

El secretario de Estado destacó algunos beneficios del uso de las tarjetas como, por ejemplo, que permiten que las personas realicen transacciones de manera segura y rápida, eliminando los costos y riesgos asociados a los pagos en efectivo.

“La importancia de estos instrumentos los ha convertido en un pilar importante de la inclusión financiera y, es por ello, que incentivar un mayor y mejor acceso a las tarjetas de pago es uno de los objetivos del Ministerio de Hacienda”, enfatizó el ministro.

Debido a lo anterior, el Gobierno avanzará en el denominado modelo de “cuatro partes”, esquema que actualmente impera en la mayor parte de los países de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Brasil, entre otros.

Este modelo, es llamado así, porque intervienen en la transacción cuatro partes: 1) el comercio en el cual se realiza el pago; 2) el adquirente, que provee al comercio del acceso a la red de pagos; 3) el usuario de la tarjeta; y 4) el emisor de la tarjeta.

El titular de Hacienda explicó que actualmente en Chile opera un modelo de tres partes en el cual los emisores de tarjetas poseen también la licencia de adquirente, concentrando en los mismos agentes los roles de emisor y de adquirente.

Adicionalmente, los principales emisores de tarjetas, que son los bancos, han delegado en una sola empresa, Transbank, la función de adquirencia.

“Si bien, la estructura actual del mercado de medios de pago en Chile ha contribuido a extender la utilización de las tarjetas y sus beneficios, se aleja de los estándares internacionales y representa una barrera de entrada a potenciales nuevos competidores”, dijo Larraín.

El ministro detalló que las autoridades de libre competencia han recomendado tomar medidas tendientes a impulsar el llamado “modelo de cuatro partes”.

De hecho, en septiembre del 2015, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) recomendó al Poder Ejecutivo, entre otras cosas, limitar la adquirencia conjunta de Transbank, impulsando un modelo en el cual los adquirentes operen de manera independiente de los emisores.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *