Los impactos medioambientales y en la salud de la incineración

Views: 385

El estudio de la Universidad de Cantabria y la Politécnica de Madrid  en torno al impacto ambiental de las incineradoras asegura que las sustancias que desprende el proceso de incineración de residuos son potencialmente peligrosas para la salud de las personas y el medio ambiente. 

José Antonio Saiz de Omeñaca y Jesús Saiz de Omeñaca, responsables de la investigación, revelan en ella que “la deposición de partículas sólidas sobre las plantas entorpece la fotosíntesis y el intercambio de gases; diversas sustancias asociadas a las partículas pueden llegar a penetrar en el cuerpo de la planta, bien a través de los estomas bien por el sistema radical”. 

Agregan que “independientemente del daño que puedan causar en los organismos productores, ésta es la vía de paso de metales pesados hacia los consumidores, incluido el hombre. Las partículas sólidas en forma de polvo, se añaden al polen, esporas de hongos y bacterias y otras partículas de origen orgánico y pueden afectar directamente a los órganos respiratorios de los seres vivos e indirectamente a otros órganos, donde pueden interferir funciones vitales (envenenamientos) o actuar como agentes o de enfermedades inflamatorias”. 

Entre las enfermedades que podrían figurar como consecuencia de la exposición excesiva a algunos metales pesados como el cadmio está el cáncer, como afirman los investigadores en el documento. 

12 de Abril de 2015/ CHAÑARAL Detalle de una mascarilla con la leyenda “NO MAS CONTAMINACION” durante la marcha de los habitantes de Chañaral exigiendo acelerar la reconstrucción, tras el aluvión del día 25 de Marzo donde el rio El Salado se desbordo producto de las intensas lluvias registradas en la región de Atacama. FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO

Más específicamente, los contaminantes provenientes de la incineración podrían ser, principalmente: 

Partículas sólidas: metales pesados, compuestos orgánicos, entre un 3 y un 5% de inquemados sólidos y cenizas del combustible, óxidos, cloruros y sulfatos (generalmente poco reactivos) de mercurio, cinc, plomo, cromo, níquel, cadmio, manganeso y arsénico 

– Gases ácidos: CIH formado a partir de PVC (policloruro de vinilo) y otros plásticos, SO (principalmente S02)y FH, formado a partir de plásticos como el teflón 

Y sus consecuencias más graves, además de las mencionadas anteriormente, podrían ser: 

– Reducción del crecimiento de las cosechas por la contaminación del aire por óxidos de azufre y dificulta la respiración de los animales y puede llegar a matar a los que sufran enfermedades del aparato respiratorio 

– Los óxidos de nitrógeno pueden formar edemas pulmonares 

– Los óxidos de carbono son los contaminantes más abundantes de la atmósfera. El monóxido de carbono es un veneno directo y acumulativo para los mamíferos (entre ellos, el hombre) y para otros grupos de animales 

– La lluvia ácida que afecta las aguas continentales, los bosques y los cultivos, producida por la presencia de óxidos de azufre y de nitrógeno, principalmente, que se transforman en ácidos, así como de ácidos clorhídrico y fluorhídrico

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *