La carne cultivada reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero

Views: 524

La carne basada en células, que ha recibido diferentes nombres como carne cultivada, carne limpia, carne sin sacrificio o carne artesanal, podría ser el sustituto de la carne convencional obtenida a partir de procesos ganaderos que maltratan a los animales y suponen una gran contaminación. 

Un estudio de la Universidad de Oxford confirma que la sustitución de la carne convencional por la carne cultivada reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en un 96%, y requeriría “entre un 7% y un 45% menos de energía para producir el mismo volumen de carne de cerdo, oveja o ternera”. 

La directora de la investigación, Hanna Tuomisto, profesional de la Unidad de Investigación de Conservación de la Vida Silvestre de la Universidad de Oxford, aclara: 

“Lo que nuestro estudio descubrió fue que los impactos ambientales de la carne cultivada podrían ser sustancialmente más bajos que los de la carne producida de manera convencional. La carne cultivada podría potencialmente producirse con hasta un 96% menos de emisiones de gases de efecto invernadero, un 45% menos de energía, un 99% menos de uso de la tierra y un 96% menos de uso de agua que la carne convencional”. 

Según La Vanguardia, la primera carne creada a partir de células en un laboratorio se cocinó y se comió en Londres en el 2013. El investigador de la Universidad de Maastricht, Mark Post, de los Países Bajos, había soñado con esta creación que, según el portal, el consumidor general podría contar con esta opción como cualquier otra opción alimenticia a partir del 2020

8 DE Junio de 2011. Trabajadores y personal del Sag cumplen tareas de alimentación y marcación de Ganado En el Fundo La Isla de La Fortuna en el sector de Puyehue. Foto:RODRIGO SÁENZ/AGENCIAUNO.

Para crear este tipo de carne, se toman las células madre de los músculos de los animales a través de una biopsia simple. Estas células son alimentadas y criadas posteriormente en el laboratorio con el objetivo de crear un nuevo tejido muscular “que se desarrolla estirando las células proliferadas en dos soportes de velcro. La tendencia innata de estas células para adherirse unas a otras causa el aumento del volumen y la formación de pequeños filamentos de carne”. 

Ante la amenaza ambiental que significa la producción de carne convencional a través de procesos ganaderos, el autor principal del proyecto, Mark Post, asegura que existen tres opciones: “No hacer nada, volvernos todos vegetarianos o inventarse algo nuevo. Nosotros trabajamos en la tercera”. 

Afortunadamente, una encuesta realizada en Estados Unidos por Faunalytics, una organización de investigación sin fines de lucro dedicada a ayudar a los animales, revela que más de la mitad de las personas están dispuestas a comer carne limpia. 

Entre los resultados arrojados por la encuesta destacan: 

– En general, el 66% de las personas estaba dispuesto a probar carne limpia, el 53% estaba dispuesto a comerla como sustituto de la carne convencional y el 46% estaba dispuesto a comprarla regularmente 

– La forma más efectiva de aumentar la aceptación de carne limpia es un mensaje que informa a los consumidores sobre el aspecto antinatural de la carne producida de manera convencional (por ejemplo, el uso de hormonas, antibióticos)

Source:Agencia Uno
Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *