Onemi defendió protocolo de evacuación preventiva tras sismo

Views: 422
Barrientos explicó que lo ocurrido la noche de este sábado es un sismo nuevo, completamente distinto al registrado en la región de Coquimbo el año 2015 (8.4°).

Tras el sismo de 6,7 que se sintió en Coquimbo, la Onemi ordenó evacuación de zona costera por riesgo de Tsuanmi. Sin embargo, el SHOA descartó dicha posibilidad. Cerca de las 23 horas, finalmente la evacuación fue cancelada. 

Ricardo Toro, director nacional de la Onemi, descartó “discrepancias” con el SHOA y el Centro Sismológico Nacional, reiterando la existencia de planes especiales para este tipo de emergencias.

Durante la jornada, Toro en defensa de la gestión hecha por la Onemi frente al sismo manifestó que “existe un protocolo, Onemi debe evacuar preventivamente cuando la percepción Mercalli que se percibe en el epicentro es VIII y así lo hicimos de inmediato a los tres minutos“.

Toro añadió que “cuando el SHOA posteriormente determina que este sismo no reúne las condiciones para evacuar, nosotros esperamos 15 minutos más para dar aviso y cancelar la orden”.

El director de la Onemi también destacó la acción de la población, quienes evacuaron de forma ordenada hasta los puntos de encuentro. “Todo es posible gracias a los simulacros hechos con anterioridad“, agregó.

Según Radio Naval, en 2018 se instaló la nueva Boya DART 4G a 220 kms al NW de Valparaíso, con este ya serían cinco los instrumentos con los que contaría nuestro país para la detección temprana de Tsunamis frente a la costa nacional.

Sergio Barrientos: “Fue un sismo muy fuerte, con características de terremoto”

El director del Centro Sismológico Nacional (CSN), Sergio Barrientos, entregó mayores detalles del fuerte sismo 6.7° de magnitud registrado la noche de este sábado en la región de Coquimbo.

En entrevista con Radio Cooperativa, Barrientos afirmó que “la gente que estuvo más cerca de la zona epicentral, lo percibió de manera muy fuerte. Así que es un sismo muy fuerte, con características de terremoto”.

Junto con detallar que se han registrado más de 60 réplicas en la zona, el director del CSN agregó que estas “van a seguir existiendo, principalmente a nivel instrumental, bajo los 2,5°, y algunas de ellas van a poder ser percibidas por la población durante los próximos días”.

Por último, Barrientos explicó que lo ocurrido la noche de este sábado es un sismo nuevo, completamente distinto al registrado en la región de Coquimbo el año 2015 (8.4°).

Cabe recordar que el movimiento telúrico generó gran alarma en la población, daño estructural en unas 40 viviendas de la zona, así como rodados, un masivo corte de energía eléctrica y dos fallecidos, producto de ataques cardiorrespiratorios.

 

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *