Los árboles y las plantas podrían tener corazón, recordar y escuchar

Views: 1468
Zlinsky aclara que se trata de de algo parecido a lo que le pasa al corazón del ser humano cuando duerme, siendo el agua y las ramas las que actúan como la sangre y las venas: “son las ramas del árbol las que bombean el agua desde el agua. Desde las raíces a las hojas”.

Además de ofrecer un sinfín de beneficios ecológicos, los árboles han sido objeto de actividades espirituales y terapéuticas, como también objeto de estudio para descubrir qué hay más allá de almacenamiento de CO2, protección contra desastres y albergue de biodiversidad.

Estos monumentos naturales gozan de una especie de estilo de vida: “buscan” convivencia entre ellos, tienen “corazón” y pueden “recordar y escuchar”.

Espaciado de la corona, desenmañaramiento del dosel o simplemente timidez de las copas es un fenómeno bastante curioso que existe en algunos árboles que aparentemente buscan proteger su espacio individual, o la convivencia entre ellos dentro de un bosque, evitando toparse con las copas de los árboles que los rodean, dando lugar a una figura consecuente de la frontera entre árbol y árbol. 

Desde los años 20 se sabe de este evento que ocurre entre árboles de la misma o distintas especies, a partir de este descubrimiento, han surgido numerosas teorías, como la del investigador F.S.P. Ng que propone que las puntas tienen sensibilidad a la luz, por lo que su crecimiento se detiene cuando perciben poca cantidad de luz, que es lo que sucede cuando se topan con las puntas de otros árboles que impiden el reflejo del sol. 

Otra hipótesis plantea que posiblemente esta es la forma en la que los árboles evitan que se dispersen algunos insertos que se alimentan de sus hojas. Ver esta separación de lejos es alucinante, desde abajo se ven líneas blancas o azules, dependiendo de la intensidad de la luz solar, formando una especie de obra de arte. 

Un estudio realizado por un equipo de científicos de biociencia liderado por Andras Zlinsky en la Universidad de Aarhus, Dinamarca, y publicado en New Scientist, ha demostrado que los árboles también tiene una especie de corazón que late. “Hemos encontrado que la mayoría de los árboles regularmente tienen cambios periódicos de forma, sincronizados en toda la planta, y más cortos que un ciclo día-noche, lo que implica cambios periódicos. La presión del agua“.

Zlinsky aclara que se trata de de algo parecido a lo que le pasa al corazón del ser humano cuando duerme, siendo el agua y las ramas las que actúan como la sangre y las venas: “son las ramas del árbol las que bombean el agua desde el agua. Desde las raíces a las hojas”. Y a diferencia del latir del corazón, el pulso de los árboles sucede cada dos horas.

Por su parte, una escritora del portal Scientific American que también se ha dedicado a realizar numerosos estudios sobre las plantas, Mónica Gagliano, ha descubierto que éstas son inteligentes. Según el podcast Smarty Plants, de Radiolab, en uno de sus experimentos para confirmar las capacidades de las plantas utilizó dos equipos de música y una planta, en uno reprodujo un sonido de agua, y el no emitía sonidos pero sí ondas, y pudo observar cómo la planta se movía ligeramente hacia el reproductor que tenía el sonido del agua. La experta asegura que no se trata de que las plantas puedan oír, pero sí pueden sentir la frecuencia e identificarla.

Otro de sus experimentos consistió en tomar una Mimosa púdica, la planta que al tener contacto con algún otro objeto pliega sus hojas como medida de defensa, para colocarla dentro de una caja y aventarla sin causarle ningún daño. La primera vez, la planta contrajo sus hojas, pero después de varios aventones no lo hizo más, lo que demuestra que la Mimosa púdica pudo identificar que no estaba en peligro. 

Gagliano explica que “las plantas no se mueven de A hacia B, sino que crecen de A hacia B. Y su cerebro no está arriba, en sus hojas, sino abajo, en sus raíces”.

Source:Fuente: Agencia Uno / Foto: Agencia Uno
Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *