Roger Waters deslumbró a más de 50 mil asistentes al Estadio Nacional

Views: 449
En el encuentro, el ex Pink Floyd contó cómo se gestó su lazo con Palestina, al mismo tiempo que explicó por qué se sumó al bloqueo cultural al estado israelí.

En un concierto donde repasó sus principales canciones del grupo Pink-Floyd, el inglés Roger Waters encandiló a más de 50 mil personas anoche en el Estadio Nacional. 

El concierto estuvo marcado por la exhibición de un gran escenario y artefactos que recuerdan al disco “Animals” de 1977, también con un cerdo inflable cruzando la cancha del recinto de Nuñoa.

También Waters hizo un homenaje a Victor Jara, mostrando su rostro en la pantalla gigante y haciendo escuchar la icónica canción “El derecho de vivir en paz“.

A su vez, Waters mantuvo su campaña por Palestina y mostró también el rostro del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El miércoles por la tarde, en el teatro principal del Centro Cultural Matucana 100, Roger Waters fue el protagonista de una charla sobre Derechos Humanos y el conflicto bélico en Palestina en el marco de la campaña internacional “BDS Cultural”, cuyas siglas abogan por el “Boicot, Desinversión y Sanciones” al estado de Israel.

La cita fue organizada por la filial chilena de la campaña y congregó alrededor de 100 personas entre artistas y líderes de opinión locales, entre ellos Roberto Márquez, Ana Tijoux y Francisco Reyes. El diálogo lo moderó el periodista Rafael Cavada.

En el encuentro, el ex Pink Floyd contó cómo se gestó su lazo con Palestina, al mismo tiempo que explicó por qué se sumó al bloqueo cultural al estado israelí.

“Esto enciende la luz sobre lo que está pasando. Es la única forma viable de detener y hacer más lenta la toma de territorios palestinos. Es en la opinión pública donde debemos trabajar”, dijo Waters, quien recibió la camiseta del equipo de fútbol de Palestina que lleva estampado un mapa de la zona en conflicto. “La atesoraré mucho”, comentó.

“El deporte puede ser mucho más grande que el rock and roll. Por eso podemos ser efectivos… Si dejamos de jugar con ellos (con los equipos de Israel), se van a dar cuenta de lo que están haciendo”, argumentó el inglés, quien negó ser un “antisemita”.

No soy antisemita… Cuando alguien critica al estado de Israel, son tratados de antisemitas”, se defendió el hombre de The Wall, quien reveló un encuentro con Caetano Veloso y Gilberto Gil a raíz del mismo tema.

Como ustedes saben, tuve una conversación con Caetano Veloso y Gilberto Gil. Ellos fueron a Tel Aviv (capital de Israel), y dijeron que fueron a los territorios ocupados, sin embargo, no han sido parte del BDS. Yo sé por qué: porque tienen miedo de ser acusado de antisemita”, apuntó Waters, quien luego le envió un efusivo mensaje a Benjamín Netanyahu, actual primer ministro de Israel.

“Cuando yo critico tu política, no tienes el valor de sentarte a hablar aquí conmigo, porque tu postura es insostenible. Si él estuviera aquí junto a mi, no sería capaz de defender las políticas de su gobierno, a no ser que llame a Dios para que baje aquí… Tu argumento no sostiene nada”, dijo Waters.

“No se trata de quién es el dueño de la tierra, sino cómo se puede avanzar hacia la comunidad”, agregó el bajista, quien para explicar su involucramiento en los temas humanitarios recordó la historia de su padre: un mártir de la Segunda Guerra Mundial que murió en la década del cuarenta en plena lucha con los nazis.

“Ese fue mi padre”, susurró con la voz quebrada. “Yo no podría haber hecho otra cosa”, apuntó. También habló de Donald Trump, a quien definió como un “tiburón”. “Es el presidente del ejército más grande del mundo, y está aquí para depredar el planeta”, dijo. “Me estoy emocionando en pensar que estos desgraciados están destruyendo el mundo”, agregó, efectivamente emocionado.

A raíz de su visita a Chile, abordó el conflicto mapuche (“Hay similitudes con lo de Palestina, es sumamente claro”, dijo), pero también las implicancias del golpe de estado de 1973. “Es un hecho que este país el 73 se convirtió en el primer experimento de la economía neoliberal, y Pinochet mostró cómo funciona esto: para permitir esta desregulación y quitarle todo a la gente para entregarlo a la élite, se necesita la fuerza”, contó.

Casi al final, regaló sentidas palabras al país. “Chile es uno de los países más cercanos a mi corazón de Sudamérica, realmente es especial. Me gustaría quedarme un poco más e ir a hacer pesca con mosca… Estaba (Sebastián) Piñera la última vez que vine, ¿por qué lo hicieron de nuevo”, comentó entre risas. “Hay que evitar los muros”, fue su último mensaje antes de abandonar el teatro.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *