La Roja sub 20 empató con Brasil en Rancagua

Views: 418
La Rojita igualó 1-1 en un amistoso disputado en el estadio El Teniente.

La sub-20 tuvo un examen de primer nivel con miras al Sudamericano que se realizará en Chile el próximo verano. En El Teniente de Rancagua los muchachos de Héctor Robles se midieron a un Brasil que vino con su once de gala, incluidos Vinicius Junior y Rodrygo, las últimas joyas que fichó el Real Madrid, y empataron a uno jugando un gran primer tiempo.

El encuentro tuvo un inicio trepidante. Apenas iba dos minutos cuando la visita pudo mover el marcador. Paulinho quedó cara a cara con Luis Ureta. Con un achique monumental, el golero de O´Higgins mantuvo el cero en su arco. Chile respondió a los ‘6, Alex Ibacache trepó por la banda izquierda y mandó un centro que casi se le mete a Hugo en el segundo palo. Cinco minutos después, Ureta le volvió a negar el gol a Paulinho. A los ’18, David Salazar desvió por poco un cabezazo en área chica.

Ambas escuadras no se daban respiro. Chile intentaba asfixiar la salida del Scratch y retrocedía sin cederle espacios a los volantes del rival. Marcelo Allende tomó la manija y comandaba los ataques, la Roja intentaba mover rápido la pelota y ampliar el campo sumando a sus laterales. Brasil, en tanto, soportaba e intimidaba con el talento y la velocidad de sus figuras.

El local poco a poco iba sumando puntos para torcer la resistencia de la canarinha. Con la punta de los dedos, Hugo desvió un remate de Ignacio Saavedra y a Salazar le alcanzaron a tapar un remate a boca de jarro. Sin embargo, en el mejor momento de los nacionales, el árbitro cobró penal tras una discutible mano de Ibacache. Vinicius, que ya suma minutos en el primer equipo del Madrid, puso la pelota en el punto del penal, pero la estrella en ciernes desvió su remate.

El equipo de Carlos Amadeu volvió con otra actitud de camarines. A la Roja, que había ganado la batalla de la posesión en el primer tiempo, le costaba sostener la pelota ante el apriete de los brasileros. Los papeles se intercambiaron. La visita merodeaba con peligro y Chile se agazapaba poniendo sus esperanzas en una contra mortal. Marcos Antonio falló increíblemente tras una gran escapada de Vinicius Jr. Del otro lado, Iván Morales la mandó por arriba luego de una rápida transición. El colocolino estuvo impreciso toda la jornada.

A los ’63 llegó el primero del partido. Vinicius tiró una diagonal desde mitad de cancha hasta el área chilena a pura gambeta y potencia, tocó para Rodrygo y el todavía jugador del Santos (el merengue ya cerró su contratación) definió con clase ante la salida de Ureta.

El gol no desmoronó al equipo de Robles. Salazar, uno de los más insistentes en la tarde rancagüina, encontró su premio tras un córner de Allende, casi desaparecido en el segundo tiempo. El delantero de O´Higgins apareció solo en el segundo palo y puso de cabeza el empate para los suyos.

Con el tanto del “Cabezón”, el partido cayó en una meseta. Bajó la intensidad y se acabaron las situaciones de peligro. Solo un tiro libre de Rodrygo que reventó el travesaño y una arremetida de Matías Meneses alteraron la monotonía del duelo.

Chile, campeón de los últimos juegos Odesur en Cochabamba, ya mira el próximo sudamericano de la categoría, que se disputará entre el 20 de enero y el de febrero en Rancagua, Curicó y Talca. Luego de perderse la última cita planetaria, la única meta es ir al Mundial de Polonia. Para seguir con la preparación, la selección se volverá a medir con Brasil el lunes en Santa Laura.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *