A 30 años del triunfo del No: El voto que cambió a Chile

Views: 303
Este viernes se celebra un nuevo aniversario de un día clave para el regreso de la democracia al país tras la dictadura.

Seguramente a muchos les resultará familiar la frase “vamos a decir que no”, parte del jingle de la campaña del No, y cuya pegajosa melodía invitaba a los chilenos a votar por el término de la dictadura militar a través del plebiscito que tendría lugar el 5 de octubre de 1988.

Pero más allá de esta llamativa campaña, que sin duda fue exitosa, ¿qué realmente sucedió ese día en las urnas? Ese día la participación fue de 7.251.943 votantes, de un padrón electoral de 7.435.913. Una cifra que contrasta con los últimos comicios presidenciales de 2017, en la que los votos emitidos llegaron a 6.700.746 en primera vuelta, mientras que en el balotaje fueron 7.031.528, de un padrón total de 14.308.131.

El 5 de octubre de 1988, hace 30 años, se celebró una consulta pautada por la Constitución aprobaba en 1980 por el régimen militar de Augusto Pinochet, quien llegó al poder por un golpe militar en 1973.

Esa Constitución establecía que 90 días antes del término del mandato de ocho años de Pinochet se debía proponer un candidato para ocupar el cargo de presidente de la República, sujeto a la ratificación de la ciudadanía.

Si en el plebiscito ganaba el Sí, el candidato propuesto asumiría su mandato de 8 años en marzo de 1989. Si ganaba el No, se prorrogaría un año el mandato de Pinochet y se convocaría a elecciones generales a presidente y parlamentarios 90 días antes del fin de esta prórroga.

Se creía imposible que un gobierno dispuesto a desaparecer disidentes, catalogado por organizaciones de derechos humanos de todo el mundo como una “dictadura”, fuera a aceptar una derrota electoral.

Cuando los resultados mostraron esa diferencia apabullante, con la presencia de miles de corresponsales extranjeros en el país, con el ojo del mundo entero puesto en Chile, Pinochet reconoció la derrota y arrancó un complejo proceso de transición.

Créditos: Fotografía: Eduardo Castillo / Twitter.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *