Seis razones por las que metas de la Agenda 2030 no podrán cumplirse a tiempo

Views: 91

La Agenda 2030 se estableció en 2015 para que los países comprometidos con ella trabajaran en la mitigación del cambio climático y otros problemas medioambientales y sociales, y de esa forma reforzar la seguridad en distintos sectores industriales.

Si bien los esfuerzos han sido notables en algunos países, estos han resultado ser insuficientes para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el año 2030. De acuerdo a un comunicado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “la lucha contra la pobreza y la degradación medioambiental no es suficientemente ambiciosa”.

El reporte sobre el estado actual de la Agenda 2030 asegura que cuatro años después de su adopción, el plan aprobado por los líderes mundiales para crear un planeta más justo y saludable presenta avances en algunas áreas, como la reducción de la pobreza extrema, la inmunización generalizada, la disminución de las tasas de mortalidad infantil y el aumento del acceso de las personas a electricidad, pero advierte que esos avances son demasiado lentos y muchas personas y países vulnerables se están quedando marginadas.

Agrega que “además, estamos perdiendo la carrera contra el reloj en la contención del cambio climático que pone en peligro cualquier logro”.

La organización también puntualiza 6 cosas importantes sobre el cumplimiento de este compromiso internacional:

1. Cambio climático: el aumento promedio mundial es ya de 1ºC por encima de los niveles preindustriales, pero si no se hace lo suficiente para mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC y si posible en 1,5ºC, la temperatura continuará creciendo de forma insostenible y puede exceder los 3ºC a finales de siglo.

2. Pobreza: los esfuerzos han logrado disminuirla, pero esta reducción se ha desacelerado por diferentes razones como las guerras y los desastres naturales, por lo que el mundo no está en camino de alcanzar la meta de reducirla para 2030 a menos del 3%. “Es más probable que el porcentaje este alrededor del 6%, aproximadamente 420 millones de personas, una tendencia de “grave preocupación’”.

3. Hambre: está aumentando nuevamente. “se calcula que 821 millones de personas estaban desnutridas en 2017, frente a los 784 millones que sufrían esa condición en 2015. Es decir, una de cada nueve personas no tiene suficiente que comer”.

4. Salud: a pesar de que ha mejorado en diferentes aspectos como el aumento de la esperanza de vida, reducción de la mortalidad materna e infantil, y mejoras en la lucha contra las enfermedades contagiosas más peligrosas, “se estima que 303.000 mujeres en todo el mundo murieron debido a complicaciones del embarazo y el parto en 2015, la mayoría en el África subsahariana”. Además, “al menos la mitad de la población mundial, es decir, unos 3500 millones de personas, no tiene acceso a servicios de salud esenciales”.

5. Igualdad de género: aunque ha mejorado, continúa persistiendo, y eso se ve reflejado en el hecho de que todavía “alrededor de una quinta parte de las mujeres de 15 a 49 años sufrieron algún tipo de violencia física o sexual en los últimos 12 meses (2019)”.

También un ejemplo de los esfuerzos insuficientes es “la discriminación a través de normas legales, los usos y costumbres socialmente injustos, la imposibilidad u obstaculización a la mujer en la toma de decisiones en temas que tienen que ver con la salud sexual y reproductiva”, y la poca participación política, científica, cultural y tecnológica.

6. Empleo: “la productividad laboral ha aumentado y el desempleo ha vuelto a los niveles vistos antes de la crisis financiera de 2008. Sin embargo, la economía mundial está creciendo a un ritmo más lento y los jóvenes tienen tres veces más probabilidades de estar desempleados que los adultos”.

Source:Fuente: Agencia Uno\Foto: Agencia Uno
Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *