¿Qué hacer cuando el abuso sexual lo comete un niño a otro niño?

Views: 128

A raíz del caso ocurrido recientemente y en el cual, un  grupo de niñitas sufrió una “agresión sexual” en el colegio San Ignacio Alonso Ovalle, la abogada Macarena Venegas explica cuáles son los pasos que los papás deben seguir ante una situación como esta.

El abuso sexual corresponde a una acción sexual, distinta del acceso carnal. Es muy común leer en los medios de comunicación a personas adultas denunciando que fueron víctimas de este delito, cuando eran niños y se atrevieron a relatar los hechos, cuando fueron mayores de edad o bien, cuando terminaron un proceso terapéutico que les dio el impulso para contar lo sucedido. Los casos de abuso sexual no son aislados, en nuestro país un tercio de los casos de abuso sexual son cometidos por otro niño o un adolescente, estudios han demostrado que el mayor riesgo de ser víctima de este tipo de delitos es entre los 12 y 13 años.

Inmediatamente surge la pregunta ¿qué hacer cuando el abuso sexual lo comete un niño a otro niño? Ante esta situación, la abogada Macarena Venegas de Venegas & Cía señala que “un niño menor de 14 años es inimputable para los efectos penales, sin embargo, si estamos en presencia de conductas que debieran haber sido sometidas a la aplicación de la ley penal, pero que por la edad del niño no se puede iniciar una investigación penal, igualmente se debe denunciar ante el Tribunal de Familia para que indague en la situación de ambos niños”.

Por su parte, la abogada Macarena Aguilar de Venegas & Cía. argumenta que “todos aquellos asuntos en que aparezcan niños, niñas o adolescentes gravemente vulnerados o amenazados en sus derechos, respecto de los cuales se requiera adoptar una medida de protección, se deben denunciar a los Tribunales de Familia”.

En tanto, Venegas explica que “cuando un niño comete este tipo de acciones respecto de otros, se debe investigar el por qué está ocurriendo este tipo de hechos, quizás el niño que cometió la conducta ha sido víctima de abuso cometido por un adulto. Tanto el niño que ejerció la conducta como aquel niño víctima, deben recibir una terapia de reparación y sanación que puede realizarse en alguna institución privada o bien estatal que determine el Tribunal de Familia”.

Pero, después de realizar peritajes que permitirán hacer un despeje proteccional de los niños involucrados y con la terapia de reparación, si hay algún adulto que se vislumbre como posible agresor del niño que realizó la conducta de abuso, ¿qué se debe hacer?, en este caso: “los profesionales que están interviniendo deben informar al tribunal mediante un informe, pudiendo poner los hechos a disposición del Ministerio Público para que inicie o una investigación o bien el Juez de Familia, igualmente al tomar conocimiento debe remitir todos los antecedentes al Ministerio Público”, señala Macarena Venegas.

Por último, “el Juez de Familia cuando detecta que un niño está en riesgo, deberá dictar inmediatamente todas las medidas que permitan cautelar la situación, como por ejemplo, la prohibición de acercamiento del adulto agresor”, puntualiza la abogada Aguilar.

¿Qué hacer ante este tipo de casos (niños menores de 14 años)?

1.- Cuando hay niños menores de 14 años involucrados, se aconseja separarlos y denunciar ante los Tribunales de Familia, para que inicien el despeje proteccional.

2.- En el caso que este tipo de conductas se observen en un establecimiento educacional, el director está obligado a denunciar los hechos ante el Tribunal de Familia.

3.- Concurrir ante las Oficinas de Protección de Derechos, que depende del SENAME, para recibir una primera orientación.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *