El acero como soporte en propuestas visuales de un escultor chileno en Francia

Views: 871

Cristóbal Guzmán siempre sintió atracción por el mundo artístico y hace 18 años conoció las bondades de la soldadura en el Centro Técnico Indura (CETI). En Europa, rigen altos estándares de calidad en diferentes oficios. En el área metalmecánica, las calificaciones de un soldador son fundamentales.

El artista visual y escultor Cristóbal Guzmán, tiene 40 años y hace cinco meses vive en Francia; específicamente, en la ciudad de Pau, ubicada en la región de los Pirineos Atlánticos. A lo largo de su experiencia y admiración por el arte, jamás imaginó el valor que tiene la especialización en soldadura en el continente europeo.

Fue hace 18 años cuando el chileno, previo a estudiar Arte, hizo una práctica de Diseño en el Centro Técnico de INDURA (CETI) –que hace una década ha capacitado a mujeres, hombres y profesores relacionados con soldadura y carpintería metálica, a lo largo de todo Chile-, donde realizó el curso de soldadura básico, con electrodo revestido.

“Mi cercanía con el arte existió desde muy pequeño, pues mi madre era profesora de Artes Plásticas; por lo tanto, crecí dibujando, pintando y construyendo diferentes cosas”, cuenta, por lo que “este curso de soldadura respondió, más que a una necesidad, a un interés en ese momento y que con el transcurso de los años fue creciendo. Fui involucrándome cada vez más con el mundo de los metales y esta capacitación me permitió comenzar a experimentar con el acero como soporte constructivo de mis diferentes ideas y propuestas”, enfatiza.

Validación nacional e internacional

Cuenta que “el valor principal de las calificaciones de soldadura se relaciona con la validación nacional  e internacional de las capacidades técnicas de una persona para efectuar estas labores en diferentes contextos”.

“Gracias a iniciativas como la realizada por el CETI hay un real aporte al área metalmecánica de Chile, siendo un ente formador de soldadores técnicos para la industria nacional”, argumenta, agregando que “a esto se suma el alto nivel técnico, teórico y pedagógico de los profesores y personal con que cuenta: siempre bien dispuestos a ayudar y entregar todas las herramientas posibles a las personas que acuden a cursos y calificaciones”.

Este mes, Guzmán regresó a nuestro país de vacaciones y acudió al CETI para ver la posibilidad de realizar calificaciones de soldadura en Arco Manual y Mig, que son las dos técnicas que utiliza. Esto, porque “en Europa rigen altos estándares de calidad en diferentes oficios y en el área metalmecánica, los certificados y calificaciones de un soldador son fundamentales para poder desarrollar labores”, explica.

Así, acudió al centro y obtuvo cuatro calificaciones: soldadura en plano, horizontal, vertical y sobre cabeza; todas, en Arco manual y Mig. Con estos nuevos conocimientos, se apronta a regresar a Francia con las herramientas que ha potenciado, nuevamente, en su país de origen.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *